¿Qué sabemos de las emociones?


Tenemos 6 emociones básicas. Miedo, Tristeza, Rabia, Orgullo, Amor, y Alegría. Aunque algunas nos parezcan positivas y otras negativas, la realidad es que todas son absolutamente necesarias para una vida equilibrada y de bienestar.


Lo que no sabías es que cada emoción responde a un único estímulo, y si utilizas la emoción adecuada ante el estímulo que la moviliza, la emoción será la AUTÉNTICA, y traerá como resultado energía positiva, vitalidad, salud, eficaz resolución de problemas… Mientras que si utilizas la emoción no apropiada al estímulo, ésta será una FALSA emoción que traerá como consecuencia, energía negativa, agotamiento, somatización, problemas que se acumulan… Esos son los efectos que producen las disfunciones emocionales al utilizar una emoción FALSA en lugar de la AUTÉNTICA.


Cada emoción responde a un único estímulo y tiene una finalidad concreta.


¿Cómo vivimos las emociones, y cómo deberíamos vivirlas?


EL MIEDO


¿Sabías que la emoción que nos garantiza la seguridad y la armonía en nuestra vida y relaciones es el MIEDO? Y si lo sabías, ¿por qué esa emoción te hace sentir inseguro?


Existen tres maneras de experimentar el miedo:

  • Miedo auténtico: Detectas las amenazas que puedan alterar tu equilibrio natural y les pones límite. Te sientes seguro y respetado, ofreces armonía a tu entorno.

  • Miedo falso por exceso: Anticipas amenazas inexistentes. Tu interpretación de la realidad es desconfiada y ves peligros que no son reales. Como resultado te sientes impotente, paralizado, cobarde o apocado. Vives en la inseguridad.

  • Defecto de miedo: No ves las amenazas, no usas los límites, no sabes ponerte a salvo. Serás temerario, o inconsciente, incluso puedes resultar interesado o aprovechado para otras personas. Eres inseguro para ti y para los demás.

La correcta gestión del miedo te permite rodearte SOLO de personas sanas, pues gracias al diagnóstico podrás detectar lo tóxico y ponerte a salvo de ello.


LA TRISTEZA


Si bien la tristeza la entendemos como una emoción negativa que nos hunde y torna melancólicos, la realidad es que es la única emoción inteligente que nos permite desarrollarnos y avanzar.


Existen tres maneras de experimentar la tristeza:

  • Tristeza auténtica: Detectas las pérdidas y, sin necesidad de culpar a nadie, asumes la responsabilidad que tienes de crear tu bienestar. Desde esa aceptación localizas la solución que resuelva y te permita aprender.

  • Tristeza falsa por exceso: Creas pérdidas y problemas en tu mente, pero éstos no son reales. Es una forma negativa de interpretar la realidad que te torna fatalista, negativo y te conecta con el sentimiento de culpa.

  • Defecto de tristeza: No aceptas las pérdidas, por tanto no asumes tu responsabilidad esperando que tus problemas los resuelva otro. Men